Cantar al amor y al desamor

La Noche Despechada celebra su segundo aniversario

5-12-2012 / Uncategorized
Etiquetas:

Este jueves 6 de diciembre a las 23 horas en Teatro La Luna, un grupo de mujeres tan cantantes como actrices vuelve a las tablas para celebrar uno de los espectáculos más creativos de la escena local. En esta nota, como regalo humilde, una historia de su origen.


La Noche Despechada celebra su segundo aniversario

Por | parietti@redaccion351.com

Hubo un bar en el Boulevard Illia, entre Paraná y Balcarce, mano del centro hacia el sudeste de la ciudad. Se llamaba Treintaiuno. Hablamos del pasado reciente. La suerte verdadera, la que se disfruta sin analizar merecimientos, quiso poner a Manuela Heredia en arrabales insólitos del arte, para escucharle sus deseos incontenibles de poner ese bar. Todo lo que allí sucedió fue hermoso y, por hermoso, demasiado rápido. No dejamos de extrañarlo.

En alguno de esos sillones multitudinarios que tenía el Treintaiuno, allá por fines de 2010, nos encontramos con Luza Osorno y Manuela para charlar sobre el amor y el desamor, el antiamor y el protoamor, el contramor y el filoamor, el inframor y supramor, el monoamor y poliamor, el endoamor y el examor, el metamor y paramor. Un panorama del amor. Un amorama (perdón Érica, gracias Érica).

¿Pero cómo arrancó esto? Tiene que haber una anécdota, un lugar. Bueno, vamos a poner Medellín. Hubo un novio gonorrea y jueputa. O más o menos, a esta altura se habrá ganado el perdón pobre muchacho. Cuestión que Luza, dolida como una mujer colombiana y valiente cuando está dolida, tuvo una idea: convertir en música la congoja. Si hay que sonarle las narices al duelo, que sea cantando. Un dato al acaso: en la infancia de Medellín sonaban los Visconti. Los Visconti eran, cuenta Luza, muy famosos en Colombia. ¡Fuerza Abelito! Con la música de todos los tiempos vino el alivio de luto (perdón Joaquín, gracias Joaquín).

Loca de contenta en medio de pañuelitos, Luza compartío la idea y fueron apareciendo mujeres que amablemente aportaron su talento a un espectáculo emocionante. De una reunión de día martes, salieron dos ensayos para ajustar repertorios y a brillar mi amor.

Mirá el video de “No me toquen ese vals”

Con el tiempo, la Noche Despechada fue tomando forma a partir de las músicas que cada integrante encontró para celebrar sus cosas del querer. En las ideas sobre la puesta, siempre tramada por la formación teatral de varias de las protagonistas, aparecía una mesa de bar de mala muerte, una botella compañera, una lamparita de esas que zumban y alumbran nada. Rechifladas en sus tristezas, hermosas en sus vestimentas y maquillajes, las despechadas sacaban a relucir sus conjuros sobre una base musical ejecutada por varones, en ocasiones, los benditos culpables de todo.

En cada presentación, una lista diferente de artistas. Los escenarios de nuestra ciudad y demás comarcas lloraron y rieron con Luza Osorno, Flor Coll, Sabrina Lescano, Cecilia Ruiz, Bren Coll, Soledad Sanmartín, Romina Santini, Mara Santucho, Camila Sosa Villada, Maru Chamella y Paola Bernal.

Mirá el Video de “Gorda”

Boleros, rancheras, valses, zambas, tangos, obras de las propias cantantes como “Cuarteto culebrón”, éxitos de Rocío Durcal, Luz Casal o Rafaela Carrá, clásicos que proponen los hombres, como “Cuenta conmigo”.  Entre las melodías, el público, conectando en cada interpretación de un modo diferente.

Después de dos años de éxito, habiendo logrado un camino propio y un público para brindar por cualquier estación del amor, Luza Osorno, Florencia Coll, Soledad Sanmartín, Cecilia Ruiz y Sabria Lescano llegan al Teatro La Luna con una velada de celebración. Las acompañan: Víctor Garay  en guitarra, Jerónimo Piazza en piano, Alejandro Gómez en Bajo y Pablo Rojas en percusión.

Se termina el año. Comienzan los espectáculos que lo saludan con lágrimas no tan negras. Vayamos pues a chocar copas.

Noche Despechada

Jueves 6 de diciembre – 23hs

Teatro La Luna – Pasaje Escuti 915 – Güemes.

Entrada: $35