Rescates

La Milonga

21-05-2017 / Lecturas, Rescates
Etiquetas: ,

Una de nuestras músicas más profundas, celebrada aquí con versos de grandes autores y algunas citas de nombres para no olvidar.


La Milonga

Por Mario Díaz.

El hombre de la llanura, para narrar los temas del campo, para payar, para hablar de caminos y sucedidos, andaba rumbeando las seis cuerdas por décimas ajustando los versos al ritmo de la milonga de los fogones. Como decía Yupanqui, “se inclinaba sobre la guitarra como quien se asoma al brocal de un pozo para contar las estrellas reflejadas en el agua profunda”.

Hamlet Lima Quintana – “De Madre y de Pampa”

Yo soy aquel que sufrido
sigo cantando y no muero,
a veces me duele el cuero
o voy sintiendo un olvido.
Yo soy aquel que en el nido
resume un poco de todo.
Si quieren ponerme apodo
vengo de madre y de pampa,
me miro bramar la guampa,
no sé vivir de otro modo.

Crecí de antiguas paciencias
entre torcazas de viento.
Me iré diciendo que siento
la vida en muchas conciencias.
No desconozco las ciencias
que levantaron al hombre,
no hay hambre que no me asombre
ni lucha que no me cuente,
me iré a levantar la frente
donde pronuncien mi nombre.

Yo soy aquel que entre el yuyo
vuelca la estirpe del grito,
me duermo muy despacito
pensando que yo soy suyo.
Mi vida es un poncho puyo,
me crece con la ternura
gritando en la noche oscura
y trabajando en el día,
la tierra es la madre mía,
soy hombre de la llanura.

Cuenta Suma Paz que la milonga es la más joven de las especies musicales pampeanas ya que se registra su aparición en las primeras décadas del siglo XX, más precisamente en relación a la figura de Gabino Ezeiza, famoso payador.

El término “milonga” tiene doble acepción ya que se refiere tanto a la especie musical como al baile. El origen más aceptado es el de “Melos-Longa” (melodía larga en portugués) que así se llamaba una antigua melopea gitana extensa y de carácter recitativo que desde Portugal pasa por Brasil y llega al sur de Entre Ríos y luego a La Pampa.

Roberto Yacomuzzi – “Milonga nomás”

Milonga nomás
pa’ decir tantas cosas
Lo mismo ha de ser
fugaz o sentenciosa
y junto al resplandor de algún fogón
y cuando el hombre quiere ser canción,
si se niega a ignorar el corazón
Milonga nomás.

Milonga que es
seguir, volver, partida.
Guitarra esencial
de cuna pobre y vida.
Mi tierra por sus venas circuló,
el pálido paisano la olvidó,
La ausencia me enseñó su entonación,
Milonga nomás.

Milonga porque
se hace largo el camino,
te vengo a buscar
como buscando alivio.
Sos grito que me brota sin gritar,
sos beso que sin falta ha de llegar
a veces juguetona o montaraz,
Milonga nomás.

Milonga ya ves
mientras andes conmigo,
no serás mejor
pero tampoco olvido.
Y cuando sienta el peso del dolor
y cada vez que encuentre un casi amor
cuando para el amigo sea el honor
Milonga nomás.

 

Esta milonga pampeana ha conservado el carácter recitativo-decidor y usa la tonalidad menor.

Juan Vicente Díaz – Mario Díaz – “Dicen que soy golondrina”

Dicen que soy golondrina
por lo de andar y de andar,
pero yo digo que apenas
soy el que siempre se va.
No tengo rumbo ni estrella
cualquiera lo mismo da,
total me sobra el paisaje
que los caminos me dan.
Andador de la esperanza,
madrugador del jornal,
pobre soy, poco me alcanza
hoy aquí mañana allá.
Surcos de los cuatro rumbos
saben de mi trajinar.