• César de Medeiros
  • César de Medeiros

César de Medeiros

2017

Este 2017 tuve el placer de trabajar con el Elenco Municipal de Danza Teatro aportando el diseño sonoro de la obra “Hacia el borde”, una creación colectiva que es claro reflejo de una ética de trabajo que apuesta a la pluralidad y el pensamiento crítico como dimensiones de lo público.

Este año se realizó el Festival Internacional de Teatro del Mercosur y de las cinco obras seleccionadas para representar a Córdoba, felizmente dos tuvieron música mía: “Tierra de Nadie”, dirigida por Cristina Gómez Comini y “La Verdad de los Pies”, dirigida por Jazmín Sequeira.

Con esta última obra fuimos elegidos también para participar en Paraná de la Fiesta Regional del Instituto Nacional de Teatro, una instancia de rico intercambio entre hacedores y público de artes escénicas.

El 2018 viene con un par de proyectos de artes escénicas en marcha y la convicción de sostener los espacios artísticos como lugares de reflexión y de cuidado de lo colectivo.

 

2016

Muchas veces escuché de boca de colegas que las artes escénicas en Córdoba tienen un nivel excepcional. Como músico de obras de teatro y danza, este fue un año de muchos viajes para mí y pude tener algo de perspectiva para confirmarlo.

Con la obra de teatro “La Verdad de los Pies” estuvimos en tres festivales nacionales -la Fiesta Nacional del INT, el Argentino de Artes Escénicas y el Festival de Rafaela- donde conocí la diversidad de estadíos que tiene el hacer escénico a lo largo del país, en donde Córdoba tiene una fuerte impronta de experimentación y compromiso político.

Viajamos también a Ecuador, al festival sudamericano Sudaka, una apuesta a lo comunitario y la autogestión, experiencia muy movilizadora y que dejará lazos duraderos.

Con Cristina Gómez Comini estrenamos obra en Sao Paulo con bailarines brasileros, conociendo formas de trabajar muy diferentes a las de la danza cordobesa, y cerramos el año en el Festival Buenos Aires Danza Contemporánea, con una obra que aquí se estrenó en el Festival Pulso Urbano.

Mi deseo para el año que viene es que se expanda el público que se acerca y disfruta al teatro y la danza de Córdoba, que son verdaderos tesoros.

Foto: Jazmín Sequeira.

 

2015

Un amigo y colega hizo en los días posteriores al 22 de noviembre una reflexión que se me ha vuelto ineludible al hacer un balance: “El 70% de los espectadores que ven tu obra sentados en la platea, votó por el cambio. Me entiendo como el divertimento off e inofensivo de la derecha que se jacta de cool y seudo progres cuando vienen a las salas independientes a vernos hacer ‘monerías'”.

Mis deseos de este año resuenan, mucho más que en otros, con la coyuntura política. Cierro el 2015 desvelado por entender cómo participar de un modo significativo en lo que entiendo se trata de una disputa por el sentido, una batalla en el seno de la cultura.

Ahora sí, el balance. Cinco obras nuevas me tuvieron sonando este año. Con la creación colectiva “La verdad de los pies. Estudio equívoco sobre el comportamiento humano” nos destacaron en los premios de la Municipalidad a Mejor Obra de Teatro, Diseño sonoro y Dirección, lo que me alegra porque tomamos el riesgo de plantear ideas como las que arriba expuse.

En danza, muchos premios recibió “El Señuelo”, obra a la que me convocó Cristina Gómez Comini, con quien también preparé la intervención “Teresa” en el Festival Pulso Urbano.

En danza también, Ezequiel Rodríguez me invitó a la superlativa puesta de “Un par de piezas para que bailemos”. Por último, para la música de “Ophelia” fui convocado por Julio Bazán, compañero de Episodio 11 con quien llegamos a 25 funciones de nuestra per-versión sobre Sueño de una noche de Shakespeare.

A seguir trabajando, desde lo que se ama hacer.

 

2014

Este año me encontró metiendo la cuchara en un par de clásicos. Con la troupe de Episodio 11 nos propusimos pervertir a Shakespeare en nuestra versión multimedia de “Sueño de una noche…”, que resultó en un viaje onírico y, como no podía ser de otra manera, viniendo de Episodio, seductoramente oscuro.

También jugué con Stravinsky, remezclando “La consagración de la primavera” para la música del ballet La Elegida, que la rompió durante cuatro seguidos en Ciudad de las Artes. Conocer el sacrificio de esos jóvenes profesionales fue una experiencia impactante.

Saliendo de lo escénico, me invitaron a ser la cara visible y a componer la música de la campaña de promoción de The GI Bike, la bici inteligente que desde Córdoba busca instalarse como alternativa de transporte para un ecosistema que pide a gritos que lo cuiden.

Me asomo al 2015 con tres obras de teatro en construcción, con las ganas renovadas de seguir aprendiendo de amigos, de colegas y con mi labor docente retroalimentando mi labor artística, enseñándome de cuántas maneras nuevas se puede escuchar al otro y al mundo.

 

2013

Sigo disfrutando como músico de experiencias fantásticas en el mundo del teatro. Es una vocación que este año me trajo dos reconocimientos: con Episodio 11 ganamos el Premio Provincial de Teatro al mejor diseño sonoro por la obra “Ludovico”, y con el grupo La Convención Teatro recibimos una Mención especial a la música original de “Idiota. Una obra enferma”.

En otro ámbito, fui invitado como músico y docente por el Museo San Alberto a un proyecto de articulación entre patrimonio histórico y arte, destinado a niños de las escuelas municipales. El resultado fue una serie de actividades en torno a una instalación que compuse, la cual recrea el paisaje sonoro de Córdoba en el S.XVII.

Por último, incluyo también la docencia dentro de mi vocación musical, que ejercí este año en materias de Historia en las carreras de la UNC y de La Colmena, y de Composición en Collegium.

 

2012

El 2012 fue un año dedicado al teatro y la danza. En primer lugar, el trabajo creativo y la amistad con el grupo Episodio 11, con música original para el estreno de “Ludovico”, dirigida por Simón Garita-Onandía, y arreglos musicales para “Opus Nocturno”, dirigida por Julio Bazán.

Otras composiciones del 2012 han sido: música original para la obra de teatro “El Mar”, música electrónica para la ópera multimedia “Mírame”, composición en vivo para “Demoiras” en el proyecto Usina de Teatro, trabajos en videodanza y la composición para el lanzamiento de MUDIT, controlador MIDI orientado a la captación del gesto corporal, desarrollado en Córdoba.

Ver más