Música en imágenes

Nuevo video de Hipnótica

19-02-2016 / Discos y Videos
Etiquetas: , ,

Hace horas, el dúo integrado por Nahuel Barbero y Hernán Ortiz publicó un registro audiovisual de su canción “Audaz”, en formato acústico. La producción, a cargo de Barco Estudio, tuvo lugar en los pinares de Alpa Corral. Lo compartimos.


Nuevo video de Hipnótica

Por | parietti@redaccion351.com

  1. Debe haber hecho, en la ciudad, un calor de esos en que uno dice: “Por dios, no sé más lo que me hago.”

Hay algo más o menos posible antes de arder: huir hacia algún lugar con río. Más bien al sur de los lugares donde al calor que baja del cielo y sube de las piedras se le suma, desesperante, el que emana del amontonamiento.

Alternativas: Villa Cañada del Sauce; Las Albahacas; Alpa Corral… Mejor por ahí.

Pues bien, ¿qué hacer después de mirarse los pies bajo el cristalino del agua? Tomar dos acústicas, los chupines, la gorra y salir a caminar descalzos por el pinar, con cuidado de no pisar las piñas caídas.

¿Y qué cantar, para hacer juego con los pájaros? ¿Una de Hipnótica? Una de Hipnótica. ¿Una del último disco? Una del último disco. ¿Se dejan tocar con la guitarra? Se dejan cantar a capella no se van a dejar cantar con la guitarra…

¿Se dejan cantar con la musculatura del torso al natural? ¿No será audaz?

¿Eh? En Alpa Corral, con este calor, tiene que ser así, pupo con pupo con las Fenders.

¿A ver?

Hipnótica – Audaz

 

¡Hermoso!

¿Y ahora qué?

Bueno, escuchar y mirar de nuevo. Contar los pinos, los tonos de verde, los tatuajes, los acordes, las tomas; disfrutar de los juegos de voces; de los contraluces; adivinar la hora del día en que se grabó; detenerse en detalles como la cejilla y el sobrante enrollado de las cuerdas en la guitarra marrón claro de Hernán; el sobrante suelto de las cuerdas de la Tim Armstrong marrón oscuro de Nahuel; el pelo en el pecho de Hernán a falta de barba; la barba de Nahuel a falta de pelo en el pecho; los chupines enteros de uno y los rotos del otro; la falta de cintos; la tira negra de la guitarra de uno y la roja de la del otro; las venas gordas en el cuello de uno y los lunares mansos en la nuca del otro; las calaveras en el duodécimo traste de la Hellcat marrón oscuro de uno y el corito del otro en el final, con un pájaro coronando la música.

Y algo en el final del final, como una respiración casi imperceptible, entrecortada, contenida, hermosa.