Artes Plásticas

Última semana para visitar “Mitologías ciegas” de Kirka

30-03-2016 / Agenda, En Escena, Teatro
Etiquetas: , , ,

La muestra del artista plástico inició el 9 de marzo y se extenderá hasta el 5 de abril, de 9 a 20 horas en la Galería de Arte del Buen Pastor, con entrada libre y gratuita.


Última semana para visitar “Mitologías ciegas” de Kirka

Por Alejandra Migliore.

“Mitologías Ciegas” es el nombre de una serie que no disimula su carácter de relato, un discurso, una forma de narrarnos. La remisión de la mitología a un origen sagrado procura, así, ponerse a salvo de la corrupción y la decadencia. Kirka ironiza desde el bautismo de su obra: toda postulación de un origen es la denegación de un comienzo.

Esta es la primera muestra que el artista realiza en Córdoba, luego de varios años de presentaciones en Europa. Sus cuadros dan cuenta de ese movimiento a lo largo de todo este tiempo. En ese sentido, la historia argentina del último medio siglo, al menos, cabe en las pinturas de Kirka; aunque sus miradas también señalan hacia adelante, casi en una esperanza redentora a futuro.

El artista nos hace testigos y cómplices de esas Mitologías que nos describen, cargadas de alegorías abiertas a la semiosis; cada una de ellas, en sí misma, es un microuniverso que exige una decodificación al detalle, en una proliferación de sentido exquisita.

Porosidad, los personajes de Mitologías están atravesados por poros. No hay plenos y es esa falta la que refuerza su potencia. La potencia de los vacíos que deja entrever lo que se muestra, desde la saturación de color de que estamos hechos hasta las sombras de los trazos simples de la carbonilla.

Las pinturas de Kirka condensan un instante de tiempo, allí radica probablemente su “teatralidad”. Están habitadas por la acción, una acción que se viene desarrollando desde antes de que nos topemos con ella y que continúa su curso una vez que dejemos de contemplarlas. Ahí su carácter de índice, señalando a otra parte, aunque saturando el mostrar. Es recurrente la referencia a un contexto externo, un fuera de cuadro que, desde su ausencia, le da a cada pieza un carácter autocontenido.

Camisetas de fútbol, conflictos sociopolíticos, coyunturas históricas tejen una mirada que lejos de descubrir los velos de la verdad, opera por contraposición, superponiendo capas para que el espectador, devenido explorador, se adentre en la espesura del sentido.

Una muestra que invita a ser revisitada una y otra vez, para que no quede nada en el tintero, para que nos cercioremos de que la acción no siguió su curso y todo cambió, mientras mirábamos para otro lado.