Ahí vamos

Subversiones en ACIC

6-12-2017 / Agenda
Etiquetas: , , , ,

Este miércoles 6 de diciembre a las 20 horas en el Teatro de la Asociación Cultural Israelita de Córdoba, Pablo Ramos y equipo compartirán su programa de radio en vivo, con grandes invitados. Mirá.


Subversiones en ACIC

Por | parietti@redaccion351.com

Viste cómo es ese primer ratito de la mañana cuando tenés un laburo que te hace levantar todos los días casi a la misma hora. ¿Qué hacés? Vas al baño. Y en ese momento el día que se viene se te adelanta condensado en un clip. Eso, como la canción: un clip en el bocho. Y pensás, a veces, lo triste del parecido del clip del día con el de ayer y el de mañana. O podés pensar que no, que hoy hay otra cosa para hacer, otro plan. Cambiar “clip” por “click”. 

Entre tus hábitos del día tendrás algunas personas que ves, escuchás, leés. Tus amigos, parientes, compañeros de laburo. Y también aquellas voces que hablan de cosas que venís pensando desde hace mucho tiempo, incluso a contramano de tus propios actos cotidianos, porque resulta que podés ser, mansamente, una contradicción con patas. El punto es el tiempo. Las 24 horas del día y de todas, cuántas les dedicás a eso que te convenciste que tenés que hacer por lo del costo de la vida que elegiste, y cuántas podrás dedicar a eso que te hace feliz pero no te da un billete porque todavía no le encontraste la vuelta a vivir de lo que te gusta hacer. No pasa nada. Tranqui. Pasa la vida nomás. ¿Tranqui? “Tranquilo pero con fiesta”, como dice otra canción.

Pero hay gente un poco más inteligente y sensible que le metió más o menos derecho por el lado de la vida en que la secuencia de pensar, decir y hacer tiene un cacho más de entereza. Y resulta que a veces te lo hace saber con un programa de radio. Y lo podés escuchar. Y te ponés a escuchar. Y escuchás música que no esperabas, porque te pone canciones que por ahí ya conocías pero desde otras versiones que no habías escuchado. Y en el medio, o mejor, en el centro del programa, hay invitados con vivencias que no vas a escuchar en otros medios de esos que, fijate qué curioso, no buscás pero se te meten igual en la vida, porque se te aparecen entre medio de un video en YouTube, o en un Zapping, o en un taxi, o en los contactos a seguir cuando abrís una cuenta en una red social, o en los comentarios de gente que tenés cerca por decisiones que de entereza bien gracias, o en la pantalla de un bar al que no entrás pero ves cuando pasás por la vereda. ¿Viste cuando pasás por la vereda de un bar de esos que tienen pantallas? ¿Viste que está puesto el mismo canal? Si no es el mismo, parecido. Y alcanzás a leer eso que aparece en la base de la pantalla. La posta es eso. La gente del bar toma el café, muerde la medialuna y mira el diario y la pantalla, lee los títulos del diario y la base de la pantalla, y sobre la base, un par de conductores moviendo los labios y las manos. La nada misma. ¿La nada misma? No. El todo. Casi todo lo que se necesita. Está más estudiado que el calentamiento global. 

Pero necesitás otra cosa y entonces ponés la radio. Te sabés la programación de dos o tres que escuchás. A las dos menos cuarto arranca Subversiones por la 102.3, Nuestra Radio. Te habrás preguntado alguna vez por qué “Subversiones”. Conectarás con el sentido de la palabra en la dictadura. “Los subversivos”, “la guerra contra la subversión”. Joder. Acá pasa por Vicente Zito Lema

Escuchá

Ahí va. Y entonces la cosa arranca con la canción del Edu Schmidt sobre una frase de Fidel Castro, y después Pablo Ramos, el tipo del que venimos hablando, con su editorial, que escribe y lee y después dice “Subversiones por Nuestra Radio” con un efecto sonoro medio entubado ponele. Y aparece la Gaby Estofán, que la tenés de Un Abrazazo los sábados a la mañana y también de Más que nada, el programa de José Ávila que sigue a Subversiones. Y después está el “Pecas” Rojo en los controles haciendo cosas locas y Pri Mazega en la producción y Ulises Hoyos Lozano que aparece a veces al final, como peludo de regalo, y te reís porque cada intervención está para eso, para que te rías.

¿Pero por qué lo escuchás? Porque a lo mejor lo tenés desde hace una banda de años. De Radio Revés, o incluso de antes, de Perdedores Hermosos en la UTN, allá por finales de los noventa. O de Los Editables, ese trío de poetas con Ricardo Cabral y Carlitos Salinas, que volvieron hace poco a reunir sus pelucas menos voluminosas. O de las aulas, porque sigue dando clases. O de otras tantas cosas en que anduvo Ramos, o nada de eso, simplemente de ahora, de la radio, del programa que tiene desde hace unos cinco años y dice cosas que te dejan pensando sobre el mundo, desde este lado del mundo. Habrás visto alguna vez documentales o videos que te hablan del sentido de la vida y de cómo nos encargamos de chocar todo lo que se puede chocar, aún mansitos como somos en nuestro día a día de pobres esclavos de este tiempo. Mirá un ejemplo, pensado para los que habitan eso que suelen llamar “primer mundo”. 

La mentira en que vivimos

Pero Ramos piensa desde acá cerca, desde la ciudad que amamos y padecemos, y también desde Salsipuedes, con sus caminatas de tarde para limpiar el bocho, como dijo. Y piensa desde las luchas que nos pasan por las narices, que son las mismas que con sus variaciones podrá encarar cualquier corazón del planeta, pero viste cómo es: escuchás lo que tenés cerca, porque para mejorar algo, capaz que empezás por lo que te rodea. Pero para cambiar primero tenés que entender. Sino te llevás puesto todo y la cosa cambia a los tiros con balas de verdad, sin nada de poesía.

Mejor entender desde las preguntas, desde la poesía. Mejor esa versión del cambio. Mejor subvertir, subversionar.

Cuestión que este año el programa tuvo una primera emisión en vivo desde el Teatro de la ACIC, ahí en la calle Maipú. Sabrás de lo hermoso que es un programa de radio en vivo. Habrás visto alguna vez a Dolina en Buenos Aires o cuando vino a Córdoba, habrás ido alguna vez al Auditorio del CCNK a ver al Chacho Marzetti. O habrás ido a la primera emisión de Subversiones en vivo, hace unos meses. O te habrás acercado alguna vez a la Feria del Libro cuando la radio transmitía desde la Plaza. Es hermoso conectar cara con voz, aunque conozcas la cara pero casi nunca la veas. 

Este miércoles vuelve Subversiones al Teatro de ACIC, para darle un cierre a este año, para celebrar que todavía es posible, que todavía podemos escuchar una voz entre tantas voces corridas de otros medios, y como hacer un programa de radio en un teatro es una fiesta, como en toda fiesta hay invitados. 

Invitación del programa

¡Volvemos al hermoso teatro del ACIC! 

Esta vez nos juntamos con grandes invitados referentes de la cultura subversiva de Córdoba. Nos acompañarán el gran Chacho MarzettiCamila Sosa Villada y Elisa Gagliano, por supuesto, con la conducción y participación de Pablo Ramos.

Además compartiremos música de la mano del Presenta Trío, poesía y bebidas espirituosas gracias a nuestros amigos de Agualaboca y La Cañada Cervecería, como no podría faltar en toda juntada subversiva, tendremos para comer algunas cositas ricas y orgánicas, todo a precio popular y accesible. 

También podrás apoyar a las revistas gráficas independientes de Córdoba, ya que estarán a la venta las publicaciones de La Garganta PoderosaÓsmosis
Laucha

Tendremos regalitos gracias a Odín Artesanal y combos de CD con ejemplares del libro “Crónicas Subversivas” de Pablo Ramos

Entrada: Bono solidario de 50 pesos. 

¡Es la última juntada del año, no te lo pierdas!

Eso. ¿Viste cuando le ponés el cuerpo a algo para que la presencia sea una forma de agradecimiento? También puede ser que nunca hayas escuchado Subversiones. Bueno, hola, qué tal. Se trata de un programa de radio que este miércoles se hace en un Teatro. ¿Y si vamos?

Agendá: 

Subversiones en vivo. 

Miércoles 6 de diciembre – 20 horas. 

Teatro ACIC – Maipú 350.

Invitados: Chacho Marzetti – Camila Sosa Villada – Elisa Gagliano – Presenta Trío. 

Bono solidario: $50.