Imperdible

Franco Luciani presenta “Anda en el aire”

23-06-2017 / Agenda, Reseñas
Etiquetas: ,

El genial armonicista llega al escenario de Cocina de Culturas, este viernes 23 de junio, para compartir las obras de su último trabajo, editado por Acqua Records. Compartimos la invitación.


Franco Luciani presenta “Anda en el aire”

Por | parietti@redaccion351.com

Una estación de Vivaldi, la que comenzó hace apenas dos días, en la introducción. Una cueca de Arsenio Aguirre, una polca de Antonio Luzzi, un tango con música propia y letra de Alejandro Szwarcman (dupla feroz), un remolino de Piazzolla, una chacarera de la dupla feroz, una joya de Aníbal Sampayo; un vals del autor y Daniel Maza, una zamba de Carnota, un tango de Bachicha y Contursi padre, un bailecito de Falú y Dávalos, otro tango del autor y Raimundo Rosales, una belleza de Spinetta

Una guitarra de Leonardo Andersen, un contrabajo de Pablo Motta, un shekeré de Facundo Guevara por el litoral, unas teclas de Claudio Cardone llegando al final para saludar a su amigo alado.

Un año de grabación entre viajes, presentaciones, ensayos y demás momentos anotados en su memoria. Un sello que no edita músicas menores. 

Franco Luciani. “Anda en el aire”. O sin punto ni comillas: Franco Luciani anda en el aire, por estos días, de Córdoba. Un resumen:

Años de edad: bordeando los treinta y seis.

Discos propios: Ocho. Todos con gente que hace mucho no se confiesa. 

Participaciones: Puff… Un ejemplo cercano y reciente: “Sal”, de Mery Murúa.

Países visitados: madre santa. 

Músicos argentinos enormes con quienes compartió escenario: todos. 

Lugar entre los armonicistas del mundo: ahí arribita. 

Estado de ánimo visible al público: ahí arribita. 

Novedad de “Anda en el aire”: ¡Canta! Aunque no sería una novedad. Ya lo venía haciendo desde alguna de sus Hohner. 

Franco Luciani – “La plumita”

 

 

“Anda en el aire” se deja disfrutar como un nuevo cruce de un instrumentista fuera de serie con músicos que en cada pasaje aciertan la combinación exacta de medidas que siempre se esperan en un disco con nombre propio en la tapa: acompañamiento y lucimiento. Andersen y Motta se lucen acompañando y acompañan luciéndose. Ahí está la intro de contrabajo de “El último cantor”, que sigue brillado por debajo de la melodía, por citar una de muchas bellezas. Ahí suenan las seis cuerdas en “Bandoneón arrabalero” para darle pie a la armónica desde los armónicos. Ahí todas las cuerdas en el arranque de “Tango para Elisa”. Cada instante a la altura justa, cada fragmento de estrofa con su fluir de silencios y ataques. 

Luciani, nuevo cantor de todas las esquinas, nos saca una sonrisa cuando pronuncia esas “shes”, perfectas en los tangos (“tashando por el cashejón”) y más hermosas aún en joyas que hemos escuchado con otros arrastres (“Por siempre andaré acosharadita con mi raza” en “Como flor de campo” o “Te compraré oshita nueva…” en “Sirviñacu”). Entre tantas sílabas impostadas, más bien olvidables, de tantos nacidos lejos de los acentos pretendidos, Luciani canta como el rosarino que es, y se celebra, se agradece. Finalmente, Franco viene de franqueza. 

La versión de “Violentango” es… bueno… 

Franco Luciani – “Violentango”

 

Este viernes seguro la tocará. Otra cosa para confirmar en vivo es que no puede tocar el bombo y la armónica al mismo tiempo como suena en “La sensiblera”, aunque con esta gente nunca se sabe. Acaso nos deje intentando silbar como en “Vals de los dos”.

Todo eso que “Anda en el aire” y se queda flotando con “Tu cuerpo mediodía”, se medirá las alas este viernes en Cocina de Culturas. Será un encuentro con instantes definitivos, de esos que sólo suceden cuando suenan artistas que hace mucho no se confiesan. O eligieron quizás otras formas, tanto mejores, por ejemplo con corazones agolpados frente a un escenario. 

Agendá: 

Franco Luciani presenta “Anda en el aire”.

Viernes 23 de junio – 22 horas.

Cocina de Culturas – Julio A. Roca 491.

Entradas anticipadas: $200. En puerta: $250.