Entrevista

Falla de Origen en concierto

9-10-2017 / Agenda, Entrevistas
Etiquetas: , , , , ,

El proyecto nacido en 2010 vuelve a escena este miércoles 11 de octubre a las 22 horas en Cocina de Culturas, junto a Ignacio Serfaty en voz. En la apertura, O-Bri junto a su trío. Compartimos dos charlas.


Falla de Origen en concierto

Por | parietti@redaccion351.com

Muchos estuvieron cerca. Recordarán sus propias sonrisas y cómo aplaudieron al escuchar Falla de Origen en vivo, por ejemplo en el Centro Cultural España Córdoba, hace algunos años.

Falla de Origen – “Subo”

Luego vino el disco, una captura necesaria entre tantas posibles. Ahí están para siempre El Chango Rodríguez, Yupanqui, Castilla y el Chivo Valladares, Carnota y una vidala de todos, versionados con nuevas armonías, efectos sonoros y cantos en altura, por la magia reunida de O-Bri, Fede Gaumet, Caro Merlo y Pablo Sosa Caba

Falla de Origen – 2010

Luego vinieron más y más proyectos. Ninguno de los cuatro artistas dejó de crear. Aparecieron nombres que giran entre nosotros como “El niño Cíclope”, “Cielo de Judas”“Airesuenaenpiel”, Y Así es que las Flores”, “Ahídaluz”“Los Que Habitan el Silencio” y “Ausencias” de un lado, Sir Hope y Fly Fly Caroline de otro, Circuito Abierto de otro y decenas de producciones de otro.

En algún cruce de vaya a saber cuántos por las aulas o pasillos de La Colmena, surgió una idea en otro artista que felizmente también perdió la noción de quedarse quieto. Conocido por ser la voz cantante de La Madre del Borrego, Nacho Serfaty fue quien agitó los ánimos para que sucedieran todas las emociones reunidas al fin detrás de un anuncio ineludible: este miércoles 11 de octubre vuelve Falla de Origen a un escenario. La invitación a contar recibió estas palabras. 

Ignacio Serfaty

Sobre O-Bri

Conozco a O-Bri por La Colmena, desde hace más de diez años. Es una persona que me abrió muchos caminos en el mundo del arte, no sólo de la música, porque entiende el arte como un concepto amplio. Aparte de haber tomado clases con él, me invitó a participar en el primer Video Fest que se hizo frente al Kempes. Pude verlo tocar en Falla de Origen, en Té con Orangutanes y en otras bandas que tuvo.

Sobre la música compartida

Estar tocando con él hoy es un juego, una diversión increíble. Sabe lo mucho que influyó en mi forma de ver la música y la poesía. Así que feliz de poder compartir esto con un hermano, una gran persona y un gran maestro, como lo es también Fede Gaumet, con quien nos estamos conociendo y a quien admiro mucho por las cosas que hace con la música electrónica expandiendo el arte sonoro. A Pablito Sosa Caba lo conozco porque trabajó con La Madre del Borrego en otra época, después viajó y lo extrañamos mucho. Tenía muchas ganas de volver a hacer cosas con él y se da justo ahora en este proyecto. Por suerte se armó un grupo muy orgánico.

Sobre su rol en Falla de Origen

Me toca ocupar el lugar de Caro Merlo de Fly Fly Caroline. Es un gran desafío porque es una artista que admiro muchísimo y entiendo que también fue un cambio para el resto de los integrantes.

Sobre los ensayos

Cada encuentro viene siendo un espacio un espacio de improvisación sobre estructuras pautadas desde la armonía de las canciones. O-Bri va rearmonizando en vivo y en directo y es increíble. Nunca vi esa forma de recrear el folclore, rozando lo contemporáneo. Nunca te sentís en un ámbito desconocido. O-Bri improvisa pero nunca te hace sentir fuera de casa. Está muy conectado con muchas cosas, con Córdoba, con Argentina, con la tierra, con el cielo. Lo que resulta es extremadamente divertido.

Sobre la presentación

El set que armamos dura unos cuarenta minutos de música que nunca se corta. Los temas se van conectando. Es como meterse en un viaje y nos vemos al final. Nunca participé en un proyecto con ese concepto. Es muy estimulante.

Anticipo

Y como siempre es un placer escuchar y leer a O-Bri, una nueva invitación a compartir sensaciones encontró la generosidad de siempre, en medio de clases, ensayos y nuevas ideas de una cabeza que no para. 

O-Bri

Sobre los antecedentes de Falla de Origen

En 2009 jugábamos en un after a unir artistas sonoros, visuales, instrumentistas, con mucha improvisación, cosa que ya había comenzado con Té con Orangutanes en 2008, o quizás antes. Esas fechas con Mauricio Griotti y Ciro del Barco, entre otros artistas, fueron hermosas. Después se sumó Fede Gaumet y todo eso terminó siendo Real Time que luego se llamó Tiempo Real junto a Fede, con diferentes ramas de esa propuesta. Una fue Dream Jazz, para armamos para el primer festival de Jazz de Córdoba con Gaby Beltramino.

Sobre la formación del proyecto en 2010

Un día recibimos la invitación a participar en la Bienal Internacional de Composición y Educación musical en la Universidad Nacional de Córdoba. Con Fede nos propusimos armar algo distinto y surgió la idea de invitar a Caro Merlo. Así nació Falla de Origen. Ya el primer ensayo fue maravilloso. Luego de esa primera fecha, donde nos fue muy bien, hicimos un par de presentaciones más con Pablo Sosa Caba en artes visuales.

Sobre un ida y vuelta inolvidable

Pudimos grabar un disco y ocurrió una cosa hermosa. Eran tiempos de My Space. Le escribí a Raúl Carnota para compartirle la versión del “Gatito ‘e las penas”, suponiendo que iba a pensar “Este pibe qué hizo…” Después de un mes de ansiosa espera, me escribió contándome que le había gustado y si bien no cantábamos toda la letra y había cambiado la armonía, lo que se escuchaba y percibía en el arreglo tenía que ver con esa angustia de él al componer esa música. Fue una felicidad que semejante innovador tuviera esa impresión de algo que estábamos haciendo.

Sobre el regreso

Con el tiempo, el proyecto de Falla de Origen se diluyó entre tantas actividades de todos, hasta que no hace mucho Ignacio Serfaty de La Madre del Borrego, con el cual compartimos muchos momentos en La Colmena, me dice: “Che, ¿por qué no armás Falla de Origen de nuevo? ¡Yo me prendo!” Fue genial, me encantó la idea. Nacho tiene ese cantar sin especulación, muy desde el alma, desde la honestidad, desde el pibe de barrio y el poeta que se unen y generan algo maravilloso. Así que cómo no, cómo negarme, y ahí se armó la historia. Hablamos con Fede y con Pablo y fuimos para adelante.

Sobre las nuevas miradas

Tuvimos que cambiar toda la propuesta. Me gusta elegir canciones, bagualas, vidalas, coplas cuyas letras sean universales. El amor, el desamor, la tristeza, la querencia, son temas que siente alguien que habita en Córdoba como alguien que vive en Ushuaia o en New York. Trato de elegir ese tipo de obras. Por otro lado Fede creció muchísimo musicalmente y desde las tecnologías que usa, entonces retomó las bases de aquella época para recrearlas, además de procesar la voz de Nacho, mientras yo me ocupé del trabajo con la guitarra, rearmonizando de una manera bastante particular las canciones y aportando también mi voz con algunos toques más pop, si se quiere. Pablo cambió totalmente su background de imágenes y su propuesta será también renovada.

Sobre los primeros encuentros de la vuelta

Tuvimos un par de ensayos al comienzo como para tratar de entendernos y reconozco que me emocioné en el último encuentro, porque sentí que Nacho explotaba con su canto, que Fede encontraba la manera de procesar la voz y de manejar las bases de una manera muy bella, que Pablo aportaba sus imágenes de una manera muy bella y que pude tener la libertad de jugar con la guitarra absolutamente todo el tiempo, sumando mi voz como unas pequeñas ráfagas que coexistan con el timbre sonoro de Nacho.

Sobre la esencia de Falla de Origen

La idea no deja de ser la de cuatro amigos que juegan. Tenemos cierto banco de sonidos y de loops para trabajar. Yo tengo una cierta idea de las armonías como puntos de partida, tenemos los textos, tenemos nuestras propias miradas y señas para darnos las entradas en cada pasaje, con ese lenguaje propio de los músicos, pero importa el juego en vivo, sin algo pautado de punta a punta como si estuviera escrito en una partitura. Siempre van a sonar distintas las canciones. Nos tiramos a un espacio visual y sonoro muy intenso, y nos encontramos en el final. Por ahí vamos, a partir de entender el folclore como una música atravesada por nuestras búsquedas y el resultado tiene que ofrecer algo nuevo. No me sale hacer folclore tradicional, pero sí me sale descubrir sus letras, que pasen por mí para poder devolverlas de acuerdo a mi experiencia con otras visiones. Desde ese lugar siento que bregamos los cuatro. 
Ya veremos si nos seguimos presentando, si viajamos a algún festival o si grabamos algo. Por lo pronto, estamos felices. 

Sobre la apertura de este miércoles

En el comienzo de la noche compartiré mis canciones en formato trío, con Sergio Pezzoli en guitarra eléctrica y Lucrecia Carrizo en cello y voz. Venimos haciendo presentaciones desde comienzo de año, disfrutando muchísimo de compartir con grandes artistas y personas. En esta oportunidad nos acompañará Valentina Merlo en voz. Valentina es una gran cantante tanto en repertorio popular como lírico. Tengo la fortuna de que ella pueda nutrir las canciones con otro aire, lo cual me parece bellísimo.

Sobre los proyectos del trío

La idea es grabar un disco a fin de año, procurando una intimidad, sumando instrumentos como un arpa, un contrabajo, un acordeón, con un formato de música de cámara, con muchas melodías y arreglos que se van tejiendo en armonías para sustentar las canciones en ese espacio. Ojalá podamos concretarlo. Por lo pronto, seguimos sonando.

O-Bri – “Hoy”

En otra semana con presentaciones para no dejar pasar, una habrá con la emoción que implica todo regreso pero también con las expectativas puestas en las nuevas y benditas “fallas” que vayan a surgir.

Agendá: 

Falla de Origen en concierto. Apertura: O-Bri junto a Sergio Pezzoli, Lucrecia Carrizo y Valentina Merlo. 

Miércoles 11 de octubre – 22 horas. 

Cocina de Culturas – Julio A. Roca 491. 

Entrada anticipada: $100 – En puerta: $120.