Recomendado

Emiliano Zerbini con amigos

26-09-2016 / Agenda, Charlas con el Oso
Etiquetas: ,

Este miércoles 28 de septiembre desde las 21 horas con entrada gratuita, el cantautor cierra el ciclo “Mis amigos de miércoles”, una serie presentaciones en Los Infernales de Güemes con invitados de lujo. Invitación a modo de charla entre dos generaciones.


Emiliano Zerbini con amigos

Por | parietti@redaccion351.com

Este es un escrito para quienes nunca fueron a una peña-recital-concierto-presentación de Emiliano Zerbini porque básicamente no lo conocen, porque además, suelen decir que no les gusta el folklore (dicen así: el folklore) como quien dice, desde hace años, que no le gusta la achicoria, el rabanito o el zapallo en almíbar.

Más difícil y disparatado que aprender japonés para recitar la vuelta del Martín Fierro es revisar, para muchos, la escala de sus propios gustos. Una conversación casi verídica podría servir de ejemplo:

-Mirá qué rico, probá.

-No me gusta.

-¿Cómo sabés?

-No sé, no me gusta.

-¿Pero probaste alguna vez? Es rico, hace bien.

-Sí pero no, gracias.

Y así con la berenjena, el rock, el jugo de pomelo, el cuartero, el dulce de batata con chocolate, el folklore, los pickles, la cumbia, el té de boldo.

El mundo, ese cascotazo repleto de bellezas que algún templo abarrotado de pobres de espíritu dividió entre inconvenientes y saludables, reproduce a diario infinitas posibilidades de repetir “no me gusta” sin el menor atisbo de predisposición a una exigua probabilidad de entrenamiento que apunte a replantear apenas la sombra de toda esa parafernalia de sentencias perfectamente insensibles a toda sorpresa.

-¿Vamos a ver a Emiliano Zerbini?

-¿Quién es?

-Un músico, canta fenómeno.

-¿Qué canta?

-De todo.

-¿Sí pero qué?

-Bueno, canciones, chacareras, zambas, gatos, escondidos, chayas, de todo.

-Ah folklore… No me gusta.

-No es folklore, es música. Igual, ¿le prestaste atención?

-Poca.

-¿Por?

-Por eso, porque no me gusta.

-¿Pero te diste la posibilidad de escuchar?

-¿Qué cosa?

-Escuchame… ¿Nunca bailaste una chacarera en el colegio?

-Sí, pero ¿qué tiene que ver?

-¿Te gustó un poquito?

-Sí, bah… Qué se yo…

-¡Cómo qué sé yo! ¿Te gustó un poquito siquiera?

-Bailé porque había un acto y nos hicieron bailar.

-Bueno, Emiliano sacó dos discos que están buenísimos para bailar en el colegio.

-¿Por?

-Porque tienen todas las danzas que se puedan bailar. Justo para que los chicos aprendan la música de acá bailando.

-¿Dos discos sacó?

-¡Sacó más! Pero los últimos dos discos son estos que te digo. “Danzas Folklóricas Argentinas” Volumen 1 y 2.

-¿Qué quiere decir “volumen 1 y 2”?

-Nada, ¿viste que en las series se habla de “temporadas”? Bueno, en los discos se habla de “volúmenes”.

-Ah mirá.

-¿Qué estás escuchando ahora?

-Lo de siempre ya sabés…

-¡Buenísimo! ¡Rombai de fiesta! ¡Apagón!

-¡Ja ja sí!

-Baila nena con…¡Márama! ¿Cómo es? ¿Márama, Marama o Maramá?

-Marama.

-Pero cuando dice “Baila nena con Márama” parece que dijera “Márama”.

-Pero es “Marama”.

-Bueno, ¿viste que escuché? ¿Sabés qué? No me gustó mucho, pero lo escuché. Capaz que lo escucho muchas veces y me termina gustando.

-Capaz.

-¿Viste Soda Stéreo? Me acuerdo una vez sacaron un disco que llama “Dynamo” y que cuando lo escuché me pareció una porquería. Ahora me parece el mejor disco que sacaron. ¿Qué loco no?

-Ahá…

-¿Vamos a ver Emiano Zerbini el miércoles? A lo mejor te gusta. Te descargás los discos al celu mientras.

-Bueno vamos…

-No no… Así no… Te estoy preguntando en serio.

-Uh… ¿Qué querés que te diga? ¡Te estoy diciendo que vamos!

-Bueno pero me estás diciendo como si te diera igual… Cuando pusiste Marama yo me puse las pilas para escucharlo.

-Bueno a ver, ¿hay algún video de este… Cómo se llama?

-¿Viste que no me prestaste atención? Emiliano Zerbini.

-Ése… Me suena.

-Y claro, es conocido porque es bueno.

-Como Marama.

-Ponele, pero hay una diferencia. A Marama se complica verlos en vivo porque vienen poco a Córdoba. Bah ni sé si alguna vez vinieron. Al loco este lo podés ver porque vive acá.

-¿Es cordobés?

-Es cordobés. Nació en La Rioja pero hace mucho que vive acá, sí. Va y viene. Es riojano y cordobés ponele. Entonces toca seguido y lo podemos ir a ver. Escuchá:

Emiliano Zerbini – “Hasta tu rancho”

 

-¿Y?

-Y sí, canta bien.

-¡Claro que canta bien!

-¿Qué es una huella?

-Un tipo de canción. Una danza. ¿Escuchaste la letra?

-Maso… ¿Qué es el tuze?

-El tuze, de tuzar. ¿Viste las crinas del caballo? Bueno, tuzar es cortarles las crinas al caballo para que quede elegante, lindo.

-Horrible… Es más lindo con el pelo largo.

-Sé… Pero es un estilo, o si usás el caballo para trabajar capaz que es mejor con las crinas cortas. Igual lo que quiere decir la canción es que va a poner lindo el caballo para ir a ver a su china, a la novia que vive en un rancho. Es lo mismo que cuando vas en la bici a la casa de tu amiga.

-Nada que ver.

-¿Por? ¡Es lo mismo! El amor es el mismo…

-Ah bue… ¿Cuándo toca el Zerbini este?

-Primero, no me cambiés de tema. Segundo, más respeto. “El Zerbini este” no. Emiliano Zerbini. El miércoles toca. Tenemos que ir temprano porque se llena.

-¿Cómo sabés?

-El miércoles pasado fuimos con un amigo y nos quedamos afuera.

-¿Y por qué no toca en un lugar más grande?

-Porque es una juntada así, más chica, en Los Infernales de Güemes, ahí cerca del Paseo de las Artes.

-¿Y toca solo?

-Parece que hay invitados. Mery Murúa, Bruno Arias, Calle Vapor, Un oso pasadiscos…

-Jodeme que hay un oso que pasa discos.

-¡Es un apodo! Cuando pasa música es “Un Oso Pasadiscos”. Se llama Emiliano Peña Chiappero.

-Es tocayo de Zerbini.

-Correcto.

-Igual no conozco a nadie…

-Genial. Los vas a conocer a todos. Son todos buenazos.

-¿Hay que pagar entrada?

-No. Es gratis. Igual algún billete podemos poner.

-¿Y qué? ¿Comemos ahí?

-Sí, yo te invito. Hay empanadas ricasas.

-¿De qué son?

-De achicoria, de rabanito, de pickles, de berenjena… Lo que quieras.

-No en serio.

-¡De qué van a ser! Criollas… Y hay más cosas, vemos ahí.

-¿Me pasás a buscar?

-¡Encima te tengo que pasar a buscar! Bueno. A las ocho.

-¡Es muy temprano!

-Nos vamos a quedar afuera otra vez. A las ocho te busco.

-¿Cómo es la dirección? Les digo a los chicos, por ahí van.

-Belgrano 631. Hay un cartel afuera que dice “Los Infernales de Güemes”.

-Bueno, ¿hay que bañarse para ir?

-No seas mugriento. Hacé de cuenta que va a ver a tu amiga. ¡Ah! ¡Invitala! Vamos los tres.

-No sé. No creo que le interese.

-Interesala. Vas a ver que va a haber muchos chicos bailando.

-Bueno, vemos.

-Eso, vemos.

-Vevó.

-Vevóóóó.