Emoción Registrada

Mario Díaz y Valeria Arnal sobre “Flor Sola”

24-12-2016 / Emoción Registrada, Eventos Destacados
Etiquetas:

En nuestro espacio destinado a rescatar publicaciones de las redes sociales que entendemos valiosas, compartimos palabras de un querido dúo sobre su nuevo disco, pronto a salir.


Mario Díaz y Valeria Arnal sobre “Flor Sola”

Entre los muchos balances, ideas y sentimientos volcados en los últimos días del año, aparecen algunas noticias que movilizan desde la actividad de nuetros artistas más admirados.

A lo largo de las semanas y los meses, fuimos compartiendo anuncios, presentaciones y nuevos trabajos publicados por numerosos proyectos musicales de Córdoba.

Pudimos además disfrutar de encuentros emocionantes entre referentes de distintas generaciones, que fueron posibles gracias a gestos recíprocos de respeto y admiración.

Uno de los artífices fue Mario Díaz, que luego de haber andado su camino junto a nombres fundamentales de la música popular argentina (desde nombres inolvidables como Hamlet Lima Quintana y Suma Paz, por citar dos de una lista interminable, hasta Juan Falú, hace unos meses) se dio el gusto de compartir escenario en diferentes espacios de Córdoba con músicos de la nueva generación, como Rodrigo Carazo, Fer Romero, Maru Chamella, Lucas Heredia, Carolina Merlo, Andrés Muratore, Clara Presta, Gonza Sánchez, Mari Polé y muchos más.

Después de trabajos imperdibles como “Urdimbre”, “Ruwana”, “Huinca Renancó” y “Nebbiero”, Mario anunció la inminente publicación de un nuevo disco, “Flor Sola”, junto a su compañera, la notable cantante Valeria Arnal.

Para entretener la espera, compartimos sus palabras.

Mario Díaz y Valeria Arnal – Jueves 22 de diciembre de 2016.

Amigos, con mucha alegría les contamos que terminamos de grabar “Flor sola”, un disco a dúo, cuyo nombre se lo da una canción que compusimos con Alejandro Maldino. Un sueño que acunamos amorosamente con Valeria… Esta es la tapa, un adelanto de un hermoso diseño de Dolores Ardiles que supo interpretar lo que queríamos: que sea minimalista y expresivo.

Catorce canciones que vienen de todos lados y de todas las épocas, de Moreno Palacios, de Falú y Dávalos, entreveradas con alguna de Fernando Cabrera y otras de cosecha propia; con poesías de Néstor Soria, Juan Lencina, Aníbal Albornoz. Pinceladas de talento con colores muy definidos le dieron la armónica de Daniel Chapett, la guitarra de Julián Beulieu, la percusión del “flamante papá” Nico Roqué y la quena y el saxo del querido y versátil Maurito Ciavattini.

Todos estos sonidos quedaron registrados con el oído atento y sensible de Fernando Filip de Icanus estudio, quien mimó este disco desde la primera toma hasta la última…

¿Qué más contarles… Lo traigo a don Atahualpa que nos ayude a entender el por qué del nombre. Acá va un pequeño adelanto, cuando tengan el disco (¡hay que comprarlo eh! jaja) terminan de redondear el concepto:

“El cardón no vive: dura,
Es un centinela que se quedó eternizado en la montaña.
Cuando la niebla de Octubre pasa por los cerros, arrastrándose hacia las quebradas, el cardón da su flor y la ofrece al tope de su cuerpo espinudo para que la miren todas las cumbres.Una noche cualquiera, el viento enamorado se fuga con la flor.”
Atahualpa Yupanqui.

“La canción -como la flor del cardón- es el recado urgente que nuestro corazón le manda al sentimiento para treparse en lo más alto de él y desde allí cantar. Ese es nuestro divisadero…”
Vale y Mario.

¡Gracias, abrazos y felicidades para todos! ¡A más tardar a fin de mes gana la calle!