Recomendado

Jorge Luis Reales presenta “Farallón negro”

18-05-2017 / Agenda, Reseñas
Etiquetas: ,

En el marco del ciclo Disco es Cultura, el guitarrista estrena en Córdoba su primer trabajo discográfico. Será el jueves 18 de mayo a las 21 horas en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Exactas.


Jorge Luis Reales presenta “Farallón negro”

Por | parietti@redaccion351.com

Un paisaje de Catamarca como inicio de la música que resuena en los vientos de la infancia. Jorge Luis Reales nos trae sus montañas en forma de partituras exquisitas para guitarra, donde las sonoridades traspasan definiciones de estilo y abren el juego a impresiones, posibilidades, texturas cambiantes en cada una de sus escuchas.

“Farallón Negro”, primer trabajo del guitarrista radicado en Córdoba, reúne a invitados que embellecen el camino, entre ellos el maestro Juan Falú (a quien Jorge Luis acompaño en “Voces a la obra”, ese gran tributo que tuvo lugar en dos noches inolvidables, allá por abril de 2016 en Cocina de Culturas, junto a numerosos artistas de Córdoba), John StowellMario Gusso, Pichi Pereyra y Román Dagna. También aparecen Nicolás Mazza en clarinete, Huayra Bustillo en violín y Gustavo Aiziczon en contrabajo. 

Grabado en distintos estudios entre 2009 y 2016; mezclado y masterizado por Javier Pedrocca en Jade (Córdoba), “Farallón Negro” es una joya de nuestra música resumida en 14 obras. El paseo descubre versiones estupendas de clásicos como “La Tristecita”, “La Vieja” y la “Zamba de los Mineros”; composiciones y arreglos de gran inspiración, como “Canción para Uno”, un bellísimo encuentro de cuerdas leves, vientos y percusión; “Mora”, de ritmo vertiginoso, dedicada a las travesuras de una niña muy especial; “Hay porque dios me daría”, vidala anónima de Cerro Negro, donde la melodía encuentra pasajes cambiantes desde el violín de Bustillo… 

Sobre la composición que inicia el recorrido y nombra al disco, una “pieza chacareroide” según la definición de su autor, pudimos conocer un relato acerca de las raíces, allá por comienzos de año. 

Jorge Luis Reales sobre Farallón Negro

Farallón Negro es un Pueblo Minero, ubicado en Hualfin, Belén, Provincia de Catamarca.

Por una cuestión económica, Mis padres consiguieron trabajo allí, nos fuimos y ahí me crié. Viví hasta los ocho años hasta que regresé a la capital (San Fernando del Valle).

Farallón Negro es un lugar tan exótico como único, tan remoto que sentía que después de las montañas se me acababa el mundo. Mis amigos y yo, como casi todos, teníamos los cachetes quemados por el sol, el viento seco y el frío. ¡Qué frío! Siempre se acumulaba muchísima nieve, es que claro, estábamos en un lugar que era una mezcla de la Cordillera oriental de los Andes, con sierras subandinas y prepuna y puna, porque no cuento el calor que hacía allí cuando era verano, hasta que, claro, se iba el sol y la temperatura bajaba 20 grados.

Esta canción es todo eso, combinados con crecer al lado de voladuras, ver más camiones que gente, más piedra que tierra, más oro y cobre que agua.

Es increíble recordar que jugábamos al lado de cerros de colores. Recuerdo que todas las casas eran parecidas… Claro, vivíamos en un campamento minero… ¡No era ni un pueblo! Cuando me preguntaban de dónde era, lo único que sabían es que ahí se sacaba oro, que era un lugar donde al lado del oro y el cobre resguardado por las montañas crecían algunos sauces y algunos Itines…

Y los colectivos de ida y vuelta a Belén, esos Mercedes Benz viejos en que el chofer tenía pegado arriba del parabrisas una imagen de Jesús con la túnica de Boca, con mucha Guaracha de fondo, mientras el viaje se dividía en pasajeros a un costado y bolsos, cajas y hasta Gallinas! Del otro lado, todo esto bautizado por una incondicional vomitada debido a la altura.

En Farallón había piedras Huecas que al golpearlas emitían un profundo sonido. Recuerdo el sonido del agua deshielada bajando para regar las cosechas de algunos pastores convertidos en mineros que durante muchos días viven como dice el poema de Castilla… que “con el alcohol y la coca tapan la sed de amor y besos”, los mismos que en cada febrero nos llenábamos de agua y harina, porque ese carnaval quizás nos hacía olvidar lo malo, y estar esperanzados.

Tampoco puedo Olvidar los Misachicos, ritual de sincretismo donde se encuentran amistosamente los pueblos originarios y la conquista española, porque es un ritual donde la religión católica y los cantos con caja, Bombo, Acordeón y violín, confluyen a paso lento, subiendo la montaña buscando la yacurmama, que pedía el milagro de la lluvia para aquel campesino que quería sembrar como un semen dichoso la semilla de la vida para después repartirlas en los golpes de esas tacanas comunitarias.

Como no olvidar jugar en “El Arenero”, una montaña de color rojizo y verde donde tenías que elegir dónde pisar para no romper la cerámica milenaria esparcida (les cuento que mi tierra es un museo a cielo abierto). Años después comprendí que la zona de Hualfin es una de las capitales nacionales  de la arqueología.

Pero también cerca de ahí estaba Agua de Dionisio, un lugar idéntico al Cañón del Colorado, que ninguna autoridad provincial universidad o nación da a conocer, porque quizás es tan bello que temen que sea más visitado que el Talampaya, un lugar que atestiguaba que antes que los españoles, nuestros abuelos originarios sacaban lagrimas del sol, cuidaban y defendían con sangre y amor su tierra…. A tal extremo llegaba esa resistencia que cuando en 1627 el encomendero español Juan de Urbina descubrió un yacimiento de Oro en Área Catamarqueña, los Indios lo asesinaron junto a toda su familia y hombres.

Pero después, el saqueo comenzó, y no paró hasta ahora.

Jorge Luis Reales – “Farallón Negro”

 

Los temas

01- Farallón Negro (Pieza Chacareroide).
02- Pianwalla (Saya).
03- Canción para Uno (Guaraña).
04- Mora (Sonatina).
05- Mutquin, Colpes y Saujil (Vidala chayera).
06- Agua de Ambato (Preludio).
07- Chapitas (Festejo, malambo).
08- Vidala (Alberto Ginastera).
09- La Vieja (Hermanos Díaz-Oscar Valles).
10- Ay porque Dios Me Daría (Vidala anónima).
11- La Tristecita (Ariel Ramírez- María Elena Espiro).
12 Tres Bailecitos Viva Jujuy (Rafael Rossi) Viejo Corazón (Polo Giménez) La Yapita (Joaquín Burgos y Nicolás Lamadrid).
13- Polenta y Tumba (milonguita).
14- Zamba de Los Mineros (Gustavo “Cuchi” Leguizamón).

 

La edición física de este gran trabajo tiene detalles impecables, como las guitarras usadas en las distintas grabaciones, una reseña biográfica del autor, palabras de Juan Falú y agradecimientos a tantos maestros que marcaron su camino, muchos de los cuales lo acompañarán en la presentación de este jueves. 

Una celebración a la altura del paisaje, sus cielos y sus partituras convocadas. 

Agendá: 

Jorge Luis Reales presenta “Farallón Negro”.

Jueves 18 de mayo – 21 horas.

Auditorio de la Facultad de Ciencias Exactas – Vélez Sarsfield 299.

Entrada: $100.