Entrevista

Ave presenta “Eléctrico”

1-05-2017 / Agenda, Entrevistas
Etiquetas: ,

La banda estrenará en Córdoba las canciones de su primer disco. La cita es este jueves 4 de mayo a las 21.30 horas en El Vecindario. Compartimos palabras de Willy Ferreyra sobre la nueva música.


Ave presenta “Eléctrico”

Por | parietti@redaccion351.com

Siete canciones por donde llegar al universo de Ave y que una nueva experiencia de escucha nos libere.

Una invitación a Willy Ferreyra, voz cantante y guitarra sonante de un proyecto que maduró con cada movimiento en el transcurso de la última década.

Paisajes, integrantes, estados de ánimo y miradas reunidas para “Eléctrico”, primer registro que tendrá su esperada presentación en Córdoba, junto a E.N.E.O. banda invitada que integran Facundo Olivera, Piero Glaudo, Nicola De Battista, Franco Glaudo.

De las ciudades y nuevos destinos, de la formación actual que completan Ana Seimandi, Germán Santos y Yamil Ramos, de las ideas que atraviesan la música de cada canción, de la vida que defender y de lo que viene, cuenta Willy

 

Sobre el origen de Ave

La banda surge de la ruptura de otra. De algún modo, venía a acobijar un sentimiento de desilusión y frustración, pero a la vez cargado de algo totalmente nuevo; la posibilidad de explorar más la canción, otras composiciones, otros colores. Así armamos un dúo con Ana Seimandi, frenético y cíclico, con loops de computadora, un tinte más oscuro. Con el tiempo, se suma Fabricio Morás a la formación. Un compañero de batalla. Con él tocamos y ensayamos bastante y luego, al mudarnos a Río Ceballos, la cosa se complicó pero la seguimos remando, ¿qué otra cosa podemos hacer?

Luego de un tiempo armamos banda, era lo deseado en el fondo. ¡Siempre quisimos banda! Con Guido Lozano en batería y Andrea Juárez en bajo. Con esa formación tocamos bastante, en 990, en el anfiteatro de Río Ceballos, en el de San Francisco y en más espacios. Era una banda power con mucho volumen, que sonaba muy bien, pero que por aquellas cosas de la vida, distancias, el nacimiento de nuestro hijo (Amadeo) y demases, tuvimos que disolver la cosa.

Así quedó por un tiempo, hecha polvo hasta que a mediados del 2016 aparece batero y bajista, le echamos agua y el Ave renació.

Sobre esfuerzo y agradecimiento, dos palabras recurrentes. 

Creo que el movimiento genera movimiento. Durante todo el verano del 2017 estuve preparando fechas para poder laburar, un “esfuerzo” enorme, pero lamentablemente sin demasiados frutos económicos. El objetivo principal, que era hacer una moneda, no se logró. Pero en una de esas fechas en San Francisco, Jeremías Lobos se encargó del sonido, y charla va, charla viene, me dice: “…Che y qué onda, ¿estás grabando algo? Le cuento que sí, que estamos con un disco que ya está terminado, faltan algunas cositas, estamos viendo el tema de la mezcla y demás, a ver si se puede hacer en algún lado que no sea en nuestra casa con el minicomponente. Y así, de la nada me dijo: “¿Querés que lo mezcle yo? Tengo equipos en casa, pásamelo y lo hacemos.” Sólo dije “¡Uh mortal!”

¡Así de guan! (nota del editor: “guan” significa “¡de unasa!”) Sin historia ni gilada, una maza, aquellas personas con pasión hacia la música, desinteresadas, con ganas de dar una mano también, que no te cruzás todos los días. Por eso, mucho de esto se debe al esfuerzo de Jeremías.

“Canción para Alicia”

Alicia es el segundo nombre de Ana, de ahí el nombre. Es una canción para ella, para que no abandone sus sueños, para que sea canción hoy, ahora, presente, entre los rosales del jardín y nuestro niño caminando. La idea era que tuviera un beat “movedizo” por decirlo de alguna forma. La frase inicial surgió espontáneamente una siesta mientras iba a trabajar, en el auto. Empecé a golpear en el volante, lo que es la base de batería y tiré la melo con la primera estrofa. De ahí todo lo demás. El solo está para recordarte que a pesar de la “melosidad” que pueda tener la canción, ¡esto es rock!


 

“Piensa que sí”

Es una composición de las más viejas, allá por el 2009, una época más nostálgica en mi vida. El hacha golpeando esa corteza de “Barro tal vez”… Nosotros somos esa corteza que resiste y resiste. Todo el arreglo vocal es de Ana. Ella escucha, interpreta y tira unas cosas hermosas. Por ahí me aconseja modificaciones y así, va saliendo en el rodar del tiempo.


 

“Nogal”

Fue gestada un enero en San Francisco, mi ciudad natal. Un infierno, una humedad terrible, un tufo agobiante con pavimentos capaces de fritar un huevo y nosotros ahí, con la creencia enajenada de que con el aire acondicionado resolveríamos algo. Todo en pos de un edén, un lugar “perfecto”. El tema habla de alguna manera de esa idea que impera tal vez en un cierto sector social, de “perfección” sin naturaleza, con una terrible “tecnologización”, con una ambición desmedida que los incapacita para pensar en el futuro de sus nietos y bisnietos. Un sojero sólo está pensando en todo lo que le va a rendir la guita ahora, no en los pastizales consumidos, en el desierto sin final que les dejará a sus bisnietos. Pero también habla de la ignorancia y el enceguecimiento generalizado, en lo alejados que estamos los seres humanos de la naturaleza. No somos uno con ella y por eso tal vez “no entendamos cuando la luna decida dejar de nutrirnos con su luz” y ya no podamos salvarnos.


 

Sobre la ciudad y las sierras. 

No sé si lo que me molesta más es ir hacia la ciudad o irme de las sierras. La saturación, el ritmo de la gente, los olores de la basura tirada en la calle, todo eso hace que cueste juntar ganas o energías para ir. De cualquier manera, siempre hay una parte linda de la urbe como los amigos a quienes uno visita, la música en vivo, el arte, el cine, etc. Es lo que hace que uno mantenga un lazo con la ciudad. Igual, por más bien que lo pase en Córdoba, ¡el retorno a las sierras es hermoso! Una vez pasado el aeropuerto se te cambia el aire.

Sobre la lucha en defensa del bosque nativo.

Pienso que está buenísima, que es necesaria pero que tal vez en cierta forma se tendría que haber reaccionado antes. De hecho las últimas marchas fueron muy masivas, pero anteriormente no tenían tanta repercusión y como siempre éramos relativamente pocos los que marchábamos.

Da lástima e impotencia ver cómo algunos medios de comunicación operan para el sector de mayor poder, ocultando los desastres naturales que se están realizando. Un ejemplo que nos toca de cerca es la realización de un loteo en Candonga, en el cual dos de los propietarios son periodistas reconocidos del Grupo Cadena 3, y obviamente ocultan o tergiversan la realidad constantemente.

Siguen gobernando los mismos desde hace 20 años, y en eso debemos reconocer que hay una gran hipocresía social, ya que muchos sectores ahora apoyan la lucha por el monte, pero son los que votaron estos modelos destructivos.

“El gran sueño”

El leitmotiv fue la idea del “sueño americano”. Creo que todos vamos de a poco queriendo ser otros, ser algo, no importa qué. Así las modas cambian. Si antes usabas hombreras, ahora te parecen horribles. Vamos como ganado, siguiendo algo que no tenemos muy en claro qué es, con miedo, y por consiguiente copiamos lo que las masas. ¿Qué nos mueve? ¿Qué soñamos por las noches? ¿Escaparnos? ¿Ser otra cosa?

De algún modo, la canción habla de esa incapacidad o, mejor dicho, dificultad que tenemos los seres humanos para encontrarnos con aquello que en esencia realmente somos, con lo que deseamos ser. En un mundo en el que pareciera que todas las relaciones se basan en cuestiones materiales, en el que el dinero pareciera ser el único motor de todas las decisiones que tomamos. Es medio inevitable muchas veces, según las realidades de cada uno , “hacer” sin “ser”. Por eso, para que no vuelva “la peste”, nuestra lucha, nuestro aprendizaje sobre la tierra, serán todo un desafío.

Se trata de buscarnos, de lograr que nuestra vida no ronde alrededor del trabajo. Tengamos “otra vida”, hagamos algo que nos mueva, eso que vamos a querer seguir haciendo cuando tengamos 80 años. Tengamos una huerta, hagamos arte, mecánica, carpintería, lo que sea, pero productivo para nuestra alma, nuestro espíritu. Ahí estaremos en el día a día dejándole algo al cosmos, una energía positiva y vital que surja del amor pleno y no sólo de una necesidad puramente económica.

 
 

“Caídos”

Este tema era lento y con un montón de cortes. Es también una vieja composición. Me había cansado de eso, quería algo más marcado, con un ritmo rock y listo. La viola base es a la onda punk rock, ritmo de semi con púa hacia abajo, jaja. Cuando grabé esa parte, me senté con un par de efectos y demás para buscar un colchón que fuera más aire; así salieron esas violas con delay y filtros. Hay tres guitarras sonando. El solo es una impro, dos o tres tomas y va… Tiene que ser un poco así, reflejar ese momento.


 

“Cabeza hueca”

El 2015… Habla de un innombrable, esos como el de apellido capicúa. Gente que anda por la vida cagándose en la palabra, en las emociones de los demás. Esos que te mienten a los ojos, y bueno, por algún lado tenía que escapar, así salió la canción.

Octubre aparece porque fue el mes en que le dimos vuelo. Enfrentamos a ese ser, alejamos de nuestra vida ese vacío mental, nos cansamos y lo transformamos en otra cosa. Tomamos las riendas y ya fue.


 

“Simple retornar”

Me suele pasar mucho lo de cambiar las personas cuando escribo. En este caso puntual es como que varios intervienen en la situación: uno que ve desde afuera y dos que interactúan reflejando sus emociones. La canción habla de mi hijo y su madre, de ese amor increíble que existe sólo entre madre e hijo, trascendiendo lo racional.

Las voces de esta canción tuvieron cambios. Las fui curtiendo, haciendo que suenen más dulces y con más aire.

Ana es una bestia, se sienta, escucha, tira un par de ideas y quedás enamorado. Suma muchísimo su trabajo. Venimos cantando desde el 2007, así que es un laburo de años y años. Con el tiempo hemos ido logrando empastar nuestras voces y que suenen lindo.


 

Sobre la presentación

Estamos muy contentos de compartir la fecha con E.N.E.O, una banda power, amigos de la zona. Y de estar conformes con el disco, no sólo con la sonoridad lograda, en la que tiene mucho que ver Jere Lobos, a quien le agradezco, sino con el tremendo diseño de Ángel Miranda, con las palabras de Pablo Ramos en el prólogo, esas que te quedan resonando. Y con el laburo de prensa que realizó Nati Gara, eso tan importante en circunstancias como esta.

Hacía mucho que esperábamos este momento. No fue fácil para nosotros llevarlo adelante. Muchas frustraciones en el camino, como bolsas de cemento que te vas cargando. Si no sabés laburarlo te aniquilan. Por suerte, siempre resurge el por qué de lo que hacemos, simplemente porque es lo que somos, seres vibrantes de música.
 

Agendá: 

Ave presenta “Eléctrico”.

Jueves 4 de mayo – 21.30 horas. 

El Vecindario – Marcelo T. de Alvear 835.

Entradas Anticipadas: $70. Entrada + disco: $140 en Rockcity, Ave y E.N.E.O.