• Andrés Asia

Andrés Asia

Foto: Flavio Brizzio.

2016

Uno año más que se va, ha sido muy intenso sin dudas.

En cuanto a lo personal ha sido un buen año. Con Sonido Atmosférico publicamos 5 discos: 3 de Claravox, “Paso de Aves” de Gaffacan y “Tierra Marcada”, el debut solista de Luis María Obeid (Tomates Asesinos).

Continuaron las Ediciones Atmosféricas, que es un ciclo que vengo realizando desde el año pasado. Esta vez se sumó gente hermosa a echar una gran mano. Se presentaron artistas experimentales diversos y frescos de la escena underground experimental de la provincia.

Hay planes de publicación de un compilado y varios artistas nuevos para el 2017. La idea es por supuesto darle continuidad al proyecto.

Toqué con todo el que me abrió puertas, viajé cuanto pude, compartí tertulias, escenario y trastienda con diversos artistas, reafirmé vínculos y coseché amigos nuevos en el camino.

Con Claravox tocamos un montón en la ciudad y viajamos por el interior. Publicamos “Mecánica Popular” y “Observatorio”. Festejando 15 años de banda, publicamos el compilado “No Cargo Red Bus”.

El sello Sudamérica Electrónica publicó un disco mío en vivo de una presentación en un festival. Mientras, continúo produciendo nuevo disco solista con Nonoise79.

Celebré “La Luz Buena” de los Tomates Asesinos; la Revista Subterráneo, proyectos de desarrollo de soft libre como Ícaro; disfruté de Radio Bicicleta; me eduqué con nuevos sonidos y aprendí al escuchar Subversiones Radiofónicas Radio; me cagué de risa con Pogo Ninja radio y descubrí música nueva con “1001 programas de radio que Usted debe escuchar antes de morir” por Radio Bicicleta.

Descubrí programas de radio como El Camión Desnudo; sellos nuevos del país que me hicieron renovar la fe en la música argentina y caí en la cuenta de que hay mucha pero muuucha más música experimental de la que se ve a simple vista, pateando el tablero y generando preguntas desde la música.

Celebro la continuidad del grito colectivo contra la violencia machista y los femicidios como es el caso de Ni Una Menos, entre otros movimientos (recomiendo humildemente escuchar Feminoise Latinoamérica (compilado de mujeres latinoamericanas en experimentación con sonidos).

Trabajé con gente copada como los chicos de Fenómeno y Providencia, la gente del Auditorio Luis Gagliano que es un lugar hermoso, que apoya a los artistas cordobeses. También, obviamente, me apagué por cómo están las cosas en el país.

Sigo repudiando la ultraderecha y lamentando a quienes la eligieron por voto popular.

Me agradó que se visualizara eso del macho rock y sus atropellos como el caso de Cordera, Aldana y Del Pópolo, por citar casos visibles que han dado que hablar.

Roberto Allen Zimmerman, alias Bob Dylan, fue el Premio Nobel de literatura, se nos fueron Prince, mi querido Leonard Coehn, el indiscutido Bowie, Laiseca y un gran referente mundial al cual tuve el honor de escuchar en la ciudad universitaria años atrás: Fidel Castro.

Se cumplió un año de estar presa Milagro Sala sin tener causa firme alguna; se retrocedió en cuanto a avances sociopolíticos que habían transcurrido en el gobierno anterior; se blindó la libertad de expresión; se intensificó la concentración de la riqueza; se recortaron derechos; se estigmatizó desinformando, se devaluó muchísimo al país y a la dignidad argentina, mientras el pueblo pareciera aún no caer en la cuenta de un sinfín de mierda que sucede.

Lamento muchísimo el atropello sufrido en Brasil con Dilma, cuanto experimento fascista a implementar a futuro, la intensificación de la idiotización de las redes sociales y un gigantesco etc.

Necesitamos que el odio deje de ganarle al hambre.

Anhelo que cambien un poco las cosas, que los medios no desinformen tan alevosamente y que haya un poco de equilibrio para todos.

Ha sido un año duro y difícil sin dudas, y este proceso de cuatro años que recién comienza demanda solidaridad, unión, templanza y esperanza junto a la salud psíquica, que es lo que nos sacará adelante. Ese es mi mayor deseo para el 2017.

¡Abrazo ruidoso!

 

 

2015

Este 2015 lo recuerdo como el año de la cabra, de las sorpresas, de los sobresaltos y de estar atento a los imprevistos que se presentaron. Recuerdo comenzar el año tratando de sumar haciendo recitales a beneficio con los colegas y amigos para los afectados en las inundaciones, de prepararme mentalmente para un duro año de elecciones de presidencia, gobernación e intendencia que tuvieron y están teniendo su impacto en la población.

He trabajado mucho y duro con Claravox en la gestación de material nuevo que nos ha tomado todo este año y que lo sacaremos a la luz en 2016. Realicé un ciclo de música experimental llamado Ediciones Atmosféricas donde participaron los más frescos artistas de la escena underground experimental de la provincia. Comencé a escribir reseñas de discos para un blog mexicano; participé en festivales de arte sonoro, música experimental; compartí escenario, sobremesas y trastiendas con diversos artistas y personas que me nutrieron de maravillosas experiencias.

Tuve el honor y placer de publicar a través de mi plataforma Sonido Atmosférico Ediciones el disco “Desierto Inundado” (séptimo disco del actual referente del ambient-noise del centro del país) del gran Gaffacan. Estoy preparando más discos para el año que viene. Atestigüé y fui partícipe del gran crecimiento de la escena noise y experimental de la ciudad de córdoba, de ver centros culturales emerger como Casa Taller; ver crecer a sellos como LO-FI records, Vagina Records, Volante Discos, Amigos de la Lima, producciones de músicas muy interesantes y diversas como el caso de Los Frenéticos, Lautremont, Árboles en llamas, Zeitan y un gran etc.

Tuve el placer de tocar con un gran artista como es Deterioro Nervioso Irreversible (un gran músico de noise que lleva publicados 29 discos en el mundo y un total desconocido en el país) y armé una banda de improvisación con un baterista de 3 añitos llamada Luces.

Celebré y apoyé a la concientización de un grito colectivo contra la violencia machista con Ni Una Menos; disfruté de ciclos de poesía, stand up, ciclos de literatura, cine, artes conceptuales, la peña de los Tomates Asesinos, Radio Bicicleta, Subversiones Radiofónicas Radio, Pogo Ninja radio, 1001 programas de radio que Usted debe escuchar antes de morir, Entre tangos y tangas radio, Prefiero Mi Arte; festivales y propuestas que vienen creciendo como el festival Oir es Componer, Santo Noise, Living/Leaving, Jornadas Cage, etc.

También celebré el crecimiento de los muralistas en la ciudad, propuestas como Lee Scratch, Perry & Mad Profesor para lugares pequeños, Blur, Caetano Veloso, CocoRosie, el semillero del underground que siguen siendo lugares como Club Belle Epoque o Casa Babylon, increíbles sets de enormes artistas de la escena electrónica que goza de una buena salud y mucho más.

Lamenté que Córdoba perdiera a Diego Cortés, fundador de la editorial Llanto de Mudo, un gran sembrador. Se fue Scott Weiland pero Interzona sacó su segundo disco “Primitivo”. Me tocó politizarme más que en otras oportunidades ante un año tan delicado como el de cambio de gobierno local, provincial y nacional, que demandó informarse más que nunca.

Lamento muchísimo el triunfo de la ultraderecha en el país mediante una manipulación mediática que viene desde hace años, que no recuerdo haber visto antes, lo cual anhelo que se vayan cuanto antes. Quiero que emerjan nuevas expresiones artísticas, reflejo de los días que transcurren. Pienso que es nuestro deber hacer un arte que sume y que reflexione el aquí y ahora… Eso me tiene expectante.

Mi deseo para el año que viene es que el pueblo deje el hervor de lado en pos de las acciones constructivas, no baje los brazos, salga a la calle a defender lo que es suyo y lo que le corresponde, que agudice su intuición y con paciencia y conciencia le haga frente a las adversidades ante un duro 2016 que se avecina.

 

2014

Este 2014 sin dudas voy a recordarlo como un año muy demandante que ha dejado mucho aprendizaje, haciendo todo lo que se pudo en el momento que las responsabilidades laborales más primordiales daban un poco de respiro.

Sin dudas ha sido un año al cual he puesto muchas energías principalmente al retornar con Claravox, lo cual me dado mucha satisfacción en todo sentido desde el reencuentro con los virgos de siempre tocando por todas partes, haciendo música para cine y armando material nuevo para entrar a grabar.

También he participado de propuestas como el festival Santo Noise, etc, improvisando, haciendo ruido con quien sea y a donde sea, conociendo gente, experiencias nuevas y aprendiendo de todo.

He pasado música en plan dj set bajo, mi seudónimo NoNoise79 desde invitado a programas de radio, muestras de arte, clubes, bares, fiestas, microrecitales y eventos de todo tipo.

Continúo trabajando desde mi humilde plataforma virtual Sonido Atmosférico, al cual este año como pude, he reeditado el catálogo de Claravox y he editado tres discos de manera virtual este último trimestre.

Disfruté muy insólitamente el mundial. Me encantó que salgamos segundos, fue para un guión de cine eso sin dudas. Lamento el cierre del mítico cineclub Córdoba pero celebro el buen estado del cine cordobés; también, la aparición de revistas como El Cinéfilo, nuevos clubes y sellos independientes como Volante Discos; Vagina Records; la continuidad de los que ya estaban con nuevas producciones como así tambien el esfuerzo de seguir sumando; la continuidad de apuestas a la música experimental y la improvisación como el ciclo Living/Leaving, entre otros; la mutación de Sur Oculto, el recambio generacional artístico que se percibe en la ciudad; el Belrgano Rock; el buen estado del teatro que se produce acá; nuevos programas de radio; nuevos djs, La Joda Cordobesa, ArSat; Cebezas de Tormenta; Bastet; creo que más de 25 discos de diversos géneros producidos en la ciudad sólo en los últimos dos meses, entre otras tantísimas cosas que se me vienen a la mente.

Ojalá los medios le den más cabida al hip hop que se produce en Córdoba. Goza de muy buen estado.

Ha sido un año extenuante en diversos sentidos, pero la producción, calidad y la creatividad no ha frenado. Seguimos respirando femicidios, trata de personas, gatillos fáciles, disconformidad, precarización laboral, enojos, inflación, descredibilidad, corrupción, un sin fin de malondismo, y continuamos en el viaje de letigimar la realidad mediante la pantalla. Pero si potenciamos nuestras virtudes, podemos construir desde la reflexión y acción colectiva. Como dijo un amigo: Dejemos de hacer click, viajemos.

Les deseo éxitos contundentes y salud psíquica para todos en este 2015.

 

2013

Este año creo que ha sido muy intenso… En cuanto a lo personal, hice mil cosas. Creo que he crecido mucho musicalmente comenzando por irme de gira en enero por el Perú, en plan solista, bajo mi seudónimo Nonoise79, presentando mi disco “Migraciones”. Grabé en Lima un EP de ambient junto al músico Matías Brizuela. Toqué de invitado del contrabajista Maximo Endrek para el festival Santo Noise. Participé del colectivo EVNO (Esta Vida No Otra) tocando junto al noise maker PABLO RECHE y una gran pandilla de artistas. Me uní a Tomates Asesinos y abrimos para Daniel Melero. Con ellos presentamos “Elitismos para todos” por todo Córdoba y San Luis. Trabajé con el escritor y periodista Pablo Ramos y nos presentamos en vivo haciendo “Spoken Word”. En agosto el destino quiso reunirme junto a Maximo Endrek, Nicolás Ocampo y Santiago Guerrero para improvisar en vivo y luego decidimos llamarnos “Atención Terrícolas” y salir a tocar por la ciudad. El resto del año estuve participando del ciclo PDL013 y en Casa 13, trabajando con el cineasta Benjamín Ellemberger y Santiago Guerrero en vivo. Realicé un ensamble de noise de 13 guitarras en Casa 13 por segunda vez y presenté mi disco “Migraciones” con invitados ahora en diciembre. Cierro el año muy contento y renovando el abono con mi viejo amor de siempre: Claravox, que hemos vuelto a ser trío y a trabajar para el año que viene. Siempre que pude y puedo, suelo salir en plan disc jockey a pasar música y a participar de cuanto proyecto musical pueda.

Para el año que viene planeo editar varios discos en mi plataforma Sonido Atmosférico ediciones, salir a explotar con Claravox, con Atención Terrícolas y con Tomates Asesinos y no parar de trabajar. Ha sido un año socialmente difícil, intenso llamando a la reflexión y demandando agudizar los radares supongo. Trataré de ser positivo a pesar del duro fin de año que atraviesa el país y sobretodo la capital cordobesa. He visto el crecimiento de Los Frenéticos, Lautremont, The Tristes, The Chicken Faces, Anticasper, Fonez, la continuidad de propuestas radicales o diferentes como el ciclo PDL013, sellos independientes como LO-FI records o Ringo Discos, Nina; programas radiales como Subversiones, Prefiero Mi Arte, El Invisible Rock, Pinturas en tu bolsillo, ciclos como Extrapiramidal, Es lo Que Hay Jam, la escena electrónica cordobesa y el apoyo a la escena musical entre otros clubes como Belle Epoque y Casa Babylon. También lo recuerdo con la pérdida de Adam Yauch de Beasty Boys, Lou Reed y Nelson Mandela, el fraude electoral al F.I.T. mientras se festejan los 30 años de democracia y el país se encuentra en un lugar incómodo para dichos festejos.

Deseo para el 2014 que todo esto siga creciendo y que florezcan más lugares para tocar y como así también el apoyo de los medios, agentes de prensa y todo tipo de plataforma para seguir desarrollando la cultura en la ciudad y el país. Por último por sobre todas las cosas deseo un 2014 colmado de salud psíquica que nos potencie y nos brinde éxitos contundentes.

 

2012

Hola. Me llamo Andrés Asia. Soy músico cordobés, formo parte del underground de Córdoba desde hace 15 años. Este año lo mejor para mí fue editar mi disco solista y crear recientemente mi sello virtual donde subiré música de carácter experimental. Ése es mi aporte este año.

He visto crecer y mudarse a la Jam Session, creció Sur Oculto, Los Frenéticos, los Chicken Faces, Mun Discos, Tomates Asesinos, muchas ediciones cordobesas, la continuidad de Ringo discos, algunos programas de radio han crecido y apoyado, también he visto cómo un gran sector de artistas busca a las instituciones para que les hagan de mecenazgo y otro gran aporte a la música de Córdoba ha sido sin dudas el club Belle Epoque.

Invito a escuchar mi trabajo.

Ver más