• Alejandro Pittis

Alejandro Pittis

2016

El 2016 es de esos años atípicos, esos en que uno, a pesar de tantas cosas buenas, quiere que se acabe pronto, para renacer lo antes posible en un nuevo ciclo.

Digo esto habiendo trabajado muchísimo, habiendo presentado mi segundo disco junto a Carlos Mozetic por diferentes rincones de la provincia, participado de festivales, conciertos, tesis, cursos y alguna que otra guitarreada.

También lo digo a pesar de haber estado registrando en un disco todo un repertorio de  compositores hispanoamericanos junto a Mauricio Hernández. Un año donde junto a Cris, mi compañera de vida, proyectamos mil sueños y aunque concretamos solo algunos, nos sirvió para crecer y aprender que siempre es mucho más divertido hacerse adulto lo más lento posible.

Otro año disfrutando del canto colectivo en el Coro de Cámara de la Provincia y el Coro Santa María, agradecido por ser parte del conjunto de gotas que forman ese todo.

Y ahí va, a pesar de todo esto bueno quiero que se termine pronto. Sí, me gustaría dormirme el 31 y despertarme en un sol de enero sin tanto egoísmo, racismo, ley de bosques, vaciamiento cultural y todas esas cosas que lamentablemente vivimos durante este 2016.

Ojalá arranque un mejor año para todos y que nos sigamos encontrando con un abrazo, que nos dé las fuerzas para seguir caminando.

 

2015

Este 2015 fue un año con muchas idas y vueltas, con muchísimas alegrías y alguna que otra tristeza. Me di muchos gustos, eso es bueno.

En primer lugar, junto a Carlos Mozetic, grabamos y editamos nuestro segundo disco como dúo, titulado “La canción de cerca”, haciendo temas propios y ajenos. También tuve el enorme honor de tocar en tres oportunidades junto a la Orquesta Municipal de Cuerdas dirigido por el enorme Santiago Ruiz.

Sobre el final del año comencé a grabar un disco doble instrumental junto a mi otro gran amigo y cómplice Mauricio Hernández.

Sigo dirigiendo con más amor que nunca el Coro del pueblo que me vio nacer, como también sigo cantando en el Teatro del Libertador junto al Coro de Cámara.

No puedo dejar de nombrar la intensa actividad que tuvimos la primera parte del año con el Cuarteto de flautas “Son A4”. Fueron meses de intensa actividad donde una vez más la música aportó el refugio a lo interno, en tiempos de enojo y descontento social, donde lo mediático prima sobre lo humano y los intereses individuales por sobre los colectivos.

Este año tuve la bendición de compartirlo con viejos y nuevos amigos, con la familia y principalmente con mi compañera de camino Cris.

¡Buen 2016 para todos!

 

2014

Un año distinto, un año nuevo… Un año en el que me reencontré con ciertos valores artísticos, que por esas cosas de la labor diaria, uno va apartando en algún rincón, por parecer prescindibles y por querer ilusamente enfocar toda la energía a una sola cosa, como si despejar el camino de otras pasiones y otros intereses fuese la única manera de hacer crecer algo.

Un año donde comencé a dibujar mi propia familia, permitiéndome jugar con las más surtidas  paletas de colores.

Un año donde intenté desarrollar una labor docente tratando de ir más allá de las calificaciones, buscando un acercamiento con amor hacia la actividad musical.

Un año donde reconfirmé que mis amigos musicales (Carlos Mozetic, Mauricio Hernández, grupo Ellos, Son A4, Coro Santa María y Coro de Cámara)  son también amigos de la vida, en donde una copa de vino entremezclada con acordes y disonancias, puede regalarnos esa sonrisa cómplice que andábamos necesitando.

Un año donde empezó a nacer un hermoso proyecto, aún en gestación, llamado Dom.

Un año donde me saqué el gusto de compartir zambas, tangos y escondidos con mi querido hermano Alfredo.

Un año que comencé felizmente viajando de la mano y con mochila, y que lo terminaré de la misma manera.

Un año distinto, un año nuevo…. Un año feliz.

 

2013

Recorriendo el país presentando mi disco “Ronda” junto a Carlos Mozetic, abordando música del mundo con el dúo que conformo con Mauricio Hernández, preparando el nuevo espectáculo del grupo vocal ¨Ellos¨, realizando labor docente y trabajando un año más en el Teatro del Libertador, concluyo un año cargado no sólo de inclaudicables notas musicales sino también de nuevas búsquedas y exploraciones. Supongo que en el hacer cotidiano, en el reír, en el llorar, en el sentir y en esa humana costumbre de pedirle respuestas a la vida, se encuentra esa forma de decir las cosas desde un lugar sincero y profundo…

En eso estuve en este 2013 y en eso estoy ahora, desentrañando esa pulsión por decir las cosas que pienso, por encontrar y desarrollar mi propia forma de mirar la vida a través de la música. En eso estoy, y en eso espero seguir siempre.

 

2012

Venimos realizando un largo camino con la música, compartimos este dúo con Carlos MOzetic para desarrollar una propuesta que contempla la libertad interpretativa, casi como solistas, pero a la vez con la riqueza del diálogo espontáneo, flexible, y que busca desprenderse de la rigidez del arreglo estricto.

El lenguaje que nos une es la música argentina, tanto del interior y sus ritmos folklóricos, como del Río de la Plata , tango, milonga, etc., y el enorme universo musical que eso supone. Si bien la propuesta se centra en la guitarra y la flauta, por momentos se suman las voces, aerófonos andinos e incluso la percusión, generando una apertura tímbrica y una mayor paleta de recursos expresivos.

Este 2012 ha visto nacer nuestro disco “Ronda”, una síntesis de la propuesta que venimos desarrollando desde hace ya casi dos años.

Ver más