• A lo Bonzo

A lo Bonzo

Foto: Kiguel Mreiner.

2016

Luego de un año cargado de experiencias diversas, como la Live Session en Estudio Humano y el Rock n´ Llamas Vol.1, A lo Bonzo atraviesa un momento de replanteos y reflexiones. No se sabe que puede salir de semejante enunciado, pero mientras tanto el trío trabaja en cuestiones de rumbos, de funcionamiento, de estética, de poética y de maduraciones políticas.

La adultez, los caminos, los saltos al vacío. No es todo tan automático para una banda a los 10 años de edad. Así nos encuentra diciembre de 2016, en plena mutación, entre preguntas, debates internos, tensiones y transiciones diversas.

Mientras tanto Napalm está en el aire, la música girando más allá de nuestro debate, conectando con cosas que exceden nuestro control y dialogando con los miles de inventos rockeros que tenemos el gusto de recibir en estas épocas, por estas latitutdes.

 

2015

El 2015 fue el año de “Napalm”, segundo disco de estudio de A lo Bonzo. Una poética y un sonido fuertes, desgarrados, una puesta en vivo con arrojo y un equipo de artistas visuales y creativos de la producción empujando.

La banda ya tiene 8 años de vida y ha llevado a cabo numerosas presentaciones en ciudades argentinas y chilenas. El 2015 significó el primer Griego Rock de la Banda, en la ciudad de Córdoba, así como también la participación en nuevas ediciones de festivales como el Festival Sumar y el Caroya Rock.

El trasfondo de estas realizaciones fue una campaña dentro de la plataforma Panal de Ideas, la que permitió financiar la realización del álbum, así como también el desarrollo de todo el equipo que hoy es parte de A lo Bonzo. El mismo cuenta con Lautaro Alincastro en diseño, Cintia Mussolini en producción creativa y management, Valu Teruel en prensa y los realizadores audiovisuales Juan Bianchini, Gastón Sahajdacny, Soledad Mautino y Santiago Gramajo. Los artistas en escena son Mariano Rupil, Franco Pellini y Pablo Behm.

Lo que se viene, para el 2016, es un trabajo documental que gira en torno a la producción independiente, con la grabación de este segundo disco de estudio como protagonista. El film recoge la experiencia de la banda en una casa de montaña transformada en estudio, y la desarrolla en este largometraje titulado “Por el río”, que aún busca su financiación y que verá la luz en el año que se viene.

 

2014

A lo Bonzo mira desde el 2014 el estreno de su segundo disco de estudio, que se grabó en julio, en Villa el Chacay. La casa se volvió estudio, el estudio se volvió casa y de esa convivencia sagrada nace “Napalm”, un disco donde la fusión a la que se aspiraba se vuelve una única cosa, donde las partes del todo estético son difíciles de separar.

El disco se estrenará en la primera mitad de 2015 y contará con una joya documental que se construyó a la par en la casa-estudio.

El año se va con la fuerza de lo revelado, con la sensación de haber encontrado certezas múltiples.

El que viene tiene la carga de quien lleva la responsabilidad del hallazgo. En el medio, un montón de disfrutes.

Pronto estarán saliendo todos los anuncios. No dejen de checkear en nuestra página.

 

2013

El 2013, año número 5 de A lo Bonzo, año apuntado hacia el movimiento y la descompresión. Moverse por ciudades, chocarse con públicos desconocidos, compartir procesos de trabajo de otros grupos del país y Latinoamérica. Mientras tanto, simplemente andar dando vueltas. Córdoba, así, vio en contadas oportunidades a los A lo Bonzo, mientras el resto de las fechas ocurrieron entre Santiago de Chile, Viña del Mar, Santa Cruz (Chile), Jesús María, Río Cuarto, Buenos Aires, San Francisco, Villa Dolores.

El disparo dio con aciertos que nos animaron a creer en esta forma de hacer y llevar la música, entre muchos artistas que apuestan a los nuevos paradigmas, a las redes de circulación, al trabajo colectivo, a la dinámica de compartir globalmente, pero con el propio cuerpo en juego. El lujo: tocar con Pez. La familia se agranda: gracias a Existe el trueque, festival Sumar, las bandas se suben al Tutu (Jesús María), el ciclo A lo Bonzo, el plug & play (Laboulaye). El sueño: la red de redes, cultura fluida para todos.

Ver más