Christopher Carignano

Christopher Carignano

Foto: “Alicia en Frikiland”

2015

Personalmente digo que con el teatro tengo una relación más. Hay momentos de amistad y amor, hay momentos de enojos y frustraciones, pero todo se trabaja día a día para que esa relación sea fructífera y única. Es un ciclo natural. Como es así también cada año.

El año que se va marca experiencias ganadas y un sinfín de anécdotas. El año que viene, el 2016, parece misterioso, un rompecabezas no armado. No deseo nada en particular para no condicionar las inmensas sorpresas que este año puede traernos, pero como el teatro nos hace estar en contacto con todo aquello que nos rodea (personas, lugares y momentos), auguro un año de mucho trabajo y de mucho arte (pero si no lo trae el año, ¡traigámoslo nosotros y listo!

Propongo que en este 2016, apoyemos a los artistas independientes locales y consumamos teatro: hay mucho trabajo que necesita ser visto y valorado.

¡Salud!